¿Todas las mentiras merecen un perdón?

pasarela.jpg

Te he mentido.

Me has mentido.

Lo siento.

Lo sientes.

No mereces mentiras ni engaños.

No merezco mentiras ni engaños.

Sin embargo, una mentira no siempre es un adiós.

En ocasiones una mentira es un error.

Siento haber errado. Siento haberte decepcionado.

Sientes haber errado. Sientes haberme decepcionado.

Soy más que un error. Soy mucho más.

Eres más que un error. Eres mucho más.

Juntos somos más fuertes que cualquier error.

Me haces feliz.

Te hago  feliz.

Y mi mayor deseo es hacerte feliz.

Y tu mayor deseo es hacerme feliz.

A pesar de todos los errores que he cometido.

A pesar de todos los errores que hayas cometido.

Merecemos un futuro.

Juntos somos mejores de lo que nunca hemos sido.

Tú me haces mejor persona.

Yo te hago mejor persona.

Tú me haces sonreír y me llenas el corazón de emociones bonitas.

Te hago sonreír y te lleno el corazón de emociones bonitas.

Te quiero. Déjame quererte.

Me quieres. Te dejo quererme.

Perdóname por favor.

Te perdono. No es un favor. Es el fiel reflejo del amor sincero.

Ese amor que siempre has demostrado.

Un error no cambia quién eres ni quienes somos juntos.

Un error no cambia nuestro camino hacia el infinito.

El futuro es nuestro.

El futuro es nuestro…

¡Feliz martes!

Sara

La vie en rose

“Unos ojos que hacen que los míos se bajen,
una sonrisa que se pierde en su boca,
este es el retrato sin retoque
del hombre al que pertenezco.
Cuando él me toma en sus brazos,
me habla en bajo,
yo veo la vida en rosa.
Me recita palabras de amor,
palabras de cada día,
y me hace sentir algo.
Él entró en mi corazón,
una parte de felicidad
de la que conozco la causa.
Es él por mí, yo por él, en la vida,
él me lo dijo, lo ha jurado para siempre.
Y, desde que lo aprecio,
entonces siento en mí
mi corazón latiendo.
Unas noches de amor interminables,
una gran felicidad que coge sitio,
los problemas, las tristezas se borran.
Felices, felices a morir.
Cuando él me toma en sus brazos,
me habla en bajo,
yo veo la vida en rosa.
Me recita palabras de amor,
palabras de cada día,
y me hace sentir algo.
Él entró en mi corazón,
una parte de felicidad
de la que conozco la causa.
Es él por mi, yo por él, en la vida,
él me lo dijo, lo ha jurado para siempre.
Y, desde que lo aprecio,
entonces siento en mí
mi corazón latiendo.”
Extraordinaria interpretación del gran Louis Amstrong de la original canción de la también extraordinaria cantante Édith Piaf. La melodía te envuelve como una suave piel de terciopelo y la letra expresa el amor más intenso y poético.
¡Feliz martes y os deseo una hermosa vida en rosa!

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑