En un latido

En un latido todo empieza. En un latido todo acaba.

Como si de un escenario apocalíptico se tratara

dejo que música extraña inquiete mi alma

y que las emociones negativas…

la tristeza,

la ira,

el malestar,

la vergüenza

y el odio

me arranquen el sentido común

y me conviertan en un zombie

que sólo ansíe

alimentarse de la dulce sangre

de los corazones puros.

Si todavía queda alguno…

Ojalá quede alguno…

Lo desea quien quiso ser poeta sin sentimiento alguno…

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s