Nuestro refugio secreto

Oculto entre la hierba

espero impaciente

tu regreso

para resguardarnos

en nuestro refugio secreto:

latiente y batiente,

rebosante de vida,

ignoto y obvio

simultáneamente.

Dame la mano

y adéntrate conmigo

en el pequeño corazón

de la naturaleza

que, lejos de los miedos

y las tristeza,

nos hará sonreír

con las pequeñas cosas

que nadie más observa.

Mientras el mundo

enloquece,

perdamos nuestra cordura

viviendo como gnomos

en el bosque

dentro de una seta…

 

¡Feliz año nuevo desde el mundo de los soñadores!

Fotografía y texto de Sara de Miguel.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑