Belleza perdida

Me miras pero no me ves.

Siento que pasan los días

y que ya no me admiras.

Hace tiempo que en tu alma

ya no se refleja la mía.

Hemos perdido el don de emocionarnos

con tan solo una mirada.

Recuerdo cuando percibía la pasión

en cada una de tus caricias,

cuando podíamos estar horas besándonos

sin importar el mundo,

como si fuéramos

los únicos enamorados del universo.

Ahora ya no tienes tiempo para abrazos de más,

ni para palabras hermosas,

no te quedan fuerzas para escuchar mis historias

ni contarme las tuyas.

Ya no me acunas en tu regazo

cuando tengo miedo o penas.

Ya no busco tu cariño

ni te doy todo el que siento

porque la costumbre

nos ha llevado

a no valorar

todo el amor que nos tenemos.

Me siento como una hermosa flor

sola y solitaria

que florece abatida

porque mi belleza no existe

si tú no la ves.

Belleza perdida por haber perdido

los únicos ojos que la veían…

 

“No dejes que la costumbre acabe con la llama del amor”

Poesía de Sara de Miguel y fotografía de Tomeu Mir.

 

Florecer

Tal como la tierra,

el agua

y la luz de sol

dan la vida a la flor

tus gestos amables,

tus hazañas diarias

y tus hermosas palabras

hacen latir con fuerza

este pequeño corazón.

 

Fotografía y poema de Sara de Miguel

¡Feliz martes!

Exótica

exotica.jpg

Eres como una flor exótica:

diferente, rara, única y especial.

Quizá por eso me gustas,

quizá por eso tu visión me encandila

y me hace inmune a las desgracias

con tal de disfrutar de tu hermosura.

Me devuelves la sonrisa

tan sólo con una sonrisa tuya…

¡Feliz martes!

Fotografía de Tomeu Mir y poema de Sara de Miguel

Si te vieras con mis ojos…

img_6885

Estar enamorada es saber que no hay nadie como tú.

Que despertar es desear sentir tu piel a tu lado,

que dormir es soñar con tus abrazos,

que la razón de vivir es regalarte todas las sonrisas.

Estar enamorada es tener pequeños y grandes detalles

porque me apetece hacerte feliz.

Estar enamorada es no desear otro cuerpo que no sea el tuyo

ni otra mente que no sea la que te enreda en esta complicada vida.

Estar enamorada es quererte con todas tus virtudes

y todos tus defectos.

Estar enamorada es tener paciencia en tus días malos

y cariño en tus días tristes.

Estar enamorada es compartirlo todo, porque hay un nosotros.

Estar enamorada es saber que en el mundo hay más de siete mil millones de habitantes

y que te amo sólo a ti.

Estar enamorada es elegirte todos los días como compañero de viaje.

Estar enamorada es saber

que si te vieras con mis ojos

no tendría ningún poema que escribirte.

Fotografía y poema de Sara de Miguel.

¡Feliz martes!

Creo

DSC_0803.JPG

Todavía creo en la sonrisa inocente de los niños,

todavía creo en la sabiduría de la naturaleza,

todavía creo en el hermoso perfume de las flores,

todavía creo en los juegos infantiles.

Todavía creo en la inconmensurable bondad humana,

todavía creo en la calidez de los abrazos,

todavía creo en el dulce sabor de un beso,

todavía creo en la fuerza de una suave caricia.

Todavía creo en las buenas personas,

todavía creo en un gesto amable,

todavía creo en la sabiduría de los ancianos,

todavía creo en el hogar y en la familia.

Todavía creo en la amistad,

todavía creo en la magia,

todavía creo en en el amor,

todavía creo en la poesía.

Fotografía y texto de Sara de Miguel.

¡Feliz martes!

Las letras de todos mis poemas

flor.jpg

Eres la luz de cada ocaso,

el aroma de todas las flores,

la sonrisa inocente de los niños,

la melodía que hace vibrar el cuerpo,

el brote colorido que nace de la naturaleza muerta,

los rayos que iluminan los senderos perdidos,

la inspiración de todas las canciones,

los latidos acelerados del corazón,

el sentido de la vida,

y las letras de todos mis poemas.

Fotografía de Tomeu Mir y poema de Sara de Miguel

¡Feliz jueves!

Rubia despeinada

IMGP9572.jpg

Rubia despeinada que despierta mis mañanas,

desnuda y elegante entre verdes sábanas,

sonriente a la luz del alba,

hermosa mirada del ocaso en llamas.

Estambres de oro,

que permanece encerrada

hasta llegar el estío,

paciente y sensata.

Rubia despeinada que permite el vacío

que trae el invierno consigo,

comprensiva con el viento que tumba tu tallo,

permisiva con las hojas que se van con el frío.

Hermosa flor condenada a morir,

duermes sonriendo sin cesar,

ansiando que llegue el verano,

soñando volverte a despeinar…

(Fotografía de Tomeu Mir y poema de Sara de Miguel)

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑