Esta noche

“… Lo imposible es posible esta noche,

cree en mí

como yo creo en ti

esta noche…”

Una canción que me transporta a lo más profundo y hermoso del amor: la confianza.

La esencia de Smashing Pumpkins en su peculiares acordes, voz y letras.

El mensaje es claro… Cree en mí como yo creo en ti.

Amar no es más que dar el poder al otro de correspondernos y crear del mutuo amor la felicidad.

Anuncios

En un latido

En un latido todo empieza. En un latido todo acaba.

Como si de un escenario apocalíptico se tratara

dejo que música extraña inquiete mi alma

y que las emociones negativas…

la tristeza,

la ira,

el malestar,

la vergüenza

y el odio

me arranquen el sentido común

y me conviertan en un zombie

que sólo ansíe

alimentarse de la dulce sangre

de los corazones puros.

Si todavía queda alguno…

Ojalá quede alguno…

Lo desea quien quiso ser poeta sin sentimiento alguno…

 

 

 

No brilla el sol

 

 

“No brilla el sol cuando ella no está,
sólo hay oscuridad cada día,
no brilla el sol cuando ella no está
y esta casa no es un hogar
cada vez que ella se va…”

Voz, música y palabras para enternecer cualquier corazón. La melancolía nos embarga con intensidad en esta canción del gran Bill Withers, referente del Rhythm and Blues y del folk de los años 70.

¡Disfrutadla y feliz martes!

Podemos ser héroes

“Aunque nada
nos mantuviera juntos
podríamos robar el tiempo
sólo por un día.
Podemos ser héroes
por siempre jamás
¿Qué te parecería?”

Extraordinario, potente, apasionado y musicalmente único. Es David Bowie. Todos sus temas son espectaculares e innovadores. Es mi recomendación musical para hoy y para todos los días.

¡Feliz martes!

La vie en rose

“Unos ojos que hacen que los míos se bajen,
una sonrisa que se pierde en su boca,
este es el retrato sin retoque
del hombre al que pertenezco.
Cuando él me toma en sus brazos,
me habla en bajo,
yo veo la vida en rosa.
Me recita palabras de amor,
palabras de cada día,
y me hace sentir algo.
Él entró en mi corazón,
una parte de felicidad
de la que conozco la causa.
Es él por mí, yo por él, en la vida,
él me lo dijo, lo ha jurado para siempre.
Y, desde que lo aprecio,
entonces siento en mí
mi corazón latiendo.
Unas noches de amor interminables,
una gran felicidad que coge sitio,
los problemas, las tristezas se borran.
Felices, felices a morir.
Cuando él me toma en sus brazos,
me habla en bajo,
yo veo la vida en rosa.
Me recita palabras de amor,
palabras de cada día,
y me hace sentir algo.
Él entró en mi corazón,
una parte de felicidad
de la que conozco la causa.
Es él por mi, yo por él, en la vida,
él me lo dijo, lo ha jurado para siempre.
Y, desde que lo aprecio,
entonces siento en mí
mi corazón latiendo.”
Extraordinaria interpretación del gran Louis Amstrong de la original canción de la también extraordinaria cantante Édith Piaf. La melodía te envuelve como una suave piel de terciopelo y la letra expresa el amor más intenso y poético.
¡Feliz martes y os deseo una hermosa vida en rosa!

Tú me salvaste

 

“Cuando el sol se volvió gris

tú me salvaste en mi hora más oscura,

viniste y te quedaste a mi lado,

me diste toda tu fuerza y tu poder.”

Canción imprescindible al estilo de las clásicas baladas de rock de la mano de The winery dogs. Se trata de un grupo estadounidense de reciente formación que sorprende por su hard rock & blues versátil y dinámico. Esta canción simplemente me emociona: admiro los ángeles de la guarda (que existen y nos salvan más de una vez en nuestros momentos más oscuros), y admiro a quienes les dedican su arte: en este caso una hermosa melodía.

¡Feliz semana!

Sara

Copenhague

 

Un grupo español que despunta por la voz característica de su cantante y por el melodrama impreso a los acordes y las letras de sus canciones. Ellos son Vetusta Morla. Ofrecen una discografía variada en melodías y temáticas. Su directo es intenso y directo, revindicativo y dulce.

Vetusta Morla tiene muchas canciones ampliamente coreadas, sin embargo yo me inclino por Copenhague, un homenaje al amor y al desamor actual, inmerso en un mar de dudas y dificultades.

“Dejarse llevar suena demasiado bien.
Jugar al azar,
nunca saber donde puedes terminar o empezar…”

¡A disfrutarlo y feliz fin de semana!

Sara