Luz

luz.jpg

   Es jueves. Hay atasco. Llueve. Veo el reflejo desenfocado del mundo a través del cristal.Todo es mentira. O en su defecto, lo parece. La vida, una ilusión. El amor es el preludio de la desesperación, la alegría el de la tristeza. La ira me embarga porque nada es real. Me siento como un ser etéreo, efímero, perdido en un mar de crédulos permanentes.

   Me deprimen las gotas incesantes golpeando mi encierro metálico. Miro alrededor. absurdo: todos acelerando y frenando en una vida sin sentido. Ahora vamos hacia delante. Más tarde hacia atrás. pero casi siempre desorientados. Cándidos a la deriva de la incesante corriente emocional que nos embarga.

   Por fin he llegado. Mi destino. Mi hogar. Abro la puerta y aquí estáis. Mi rayo de luz. Mi esperanza. De repente todo es verdad. O no. Pero da igual, una sonrisa vuestra, y puedo creer en la magia de nuestra existencia. La lluvia me parece hermosa, el tiempo a contracorriente ya no importa. Os devuelvo la sonrisa. Siento vuestra luz, me ilumina. Sonrío y todo es verdad.

   Fotografía y texto de Sara de Miguel.

   ¡Feliz día!

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑